Tren barato

No quedan dudas que el Tren Bala de CFK es una obra completamente desubicada y sin una razón válida para su construcción. Pero además, en caso de realizarse, nos generará una enorme deuda externa, completamente evitable. Interesante artículo.

El tren bala cada vez sale más caro: la deuda de casi 4.000 millones de
dólares en títulos que el Gobierno emitirá para pagarlo tendrá una tasa de interés del 10 al 12 por
ciento, según calculó el analista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica (fundada
por Mario Brodersohn, secretario de Hacienda del gobierno de Raúl Alfonsín).

Semejante suma se debe
al default en el que todavía está gran parte de la deuda pública nacional, incluso
la que el país mantiene con el Club de París (integrado por 19 países ricos, entre ellos Francia,
lugar de orígen de la empresa constructora del tren, Alstom), explicó Castiñeira en un informe,
publicado hoy por el diario
La Nación.

La deuda en default “impide al Gobierno acceder al financiamiento externo
no sólo en cantidad y tasas razonables, sino que
aún existe la posibilidad cierta de que los nuevos fondos sean embargados por acreedores
que mantienen demandas en tribunales del exterior”, agregó el informe.

Así se entiende por qué el Gobierno “diseñó unos bonos con una llamativa ingeniería financiera, que si bien
permitiría evitar potenciales embargos, no esquiva los costos de emitir deuda en las actuales
condiciones de mercado [caracterizadas por la incertidumbre], incluso otorgando un rendimiento
levemente por encima de los bonos públicos de similar plazo”.

El banco francés Natixis
“sólo se muestra dispuesto a financiar el proyecto si los bonos están asegurados contra un
potencial default del Gobierno”, para lo cual “exige que también cubra los costos
financieros para que un
broker privado salga de garante de los nuevos bonos”, concluyó el informe. El costo de ese
broker quedaría a cargo del Estado, lo que aumenta el costo del crédito.

El Gobierno emitirá -bajo legislación británica- 660 millones de dólares
éste mes y los restantes U$S 3.200 millones entre 2009 y 2011. Los títulos tendrán un plazo de 30
años con seis de gracia: el 40% de la deuda se cancelará entre el séptimo y el décimo año de
contraída (o sea, entre 2015 y 2018) y el 60% restante, cuando finalice la vida del bono.

Sin embargo, los papeles se emitirán con una cláusula de opción de compra a favor del Estado, que permitiría cancelar toda la
deuda restante a los 17 años a un costo equivalente del 1% del capital remanente, por lo cual sólo
se pagaría esa suma, agregada al 40% del monto inicial

Fuente: http://www.perfil.com/contenidos/2008/06/11/noticia_0014.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: