Poder Ejecutivo

En la escuela secundaria aprendimos que existen 3 Poderes independientes; a su vez, el Poder Ejecutivo está formado por el Presidente y el Vice (no por los ministros, ya que éstos son “empleados” del P.E.); bien, se supone que el P.E. debe funcionar como una unidad y no como un ámbito deliberativo o de discusión, ya que para eso está el Poder Legislativo. Se supone, porque la realidad actual de nuestra Argentina es bien distinta. Comparto la nota:

Julio Cobos está a punto de caerse de la galaxia pingüina. Le facturan que se convirtió en protagonista sin autorización. El matrimonio presidencial aún no puede contener la furia que le generó la convocatoria, para este mediodía, a los gobernadores con el fin de discutir las retenciones en el Senado. En la Quinta de Olivos, nadie apuesta por su futuro. “Va a pagar carísima su imprudencia. Cruzó la línea. Parece que no vio lo que le pasó a Scioli”, le dijo ayer a este diario un funcionario de Casa Rosada que traduce el pensamiento de la pareja gobernante.

Los mandatarios del radicalismo que aún se ubican en la constelación kirchnerista no estarán en el encuentro. Ni Gerardo Zamora, de Santiago del Estero; ni Miguel Saiz, de Río Negro; ni Arturo Colombi, de Corrientes. Mucho menos, los peronistas alineados con el ex presidente Néstor Kirchner. Por ejemplo, el chubutense Mario Das Neves avisó que hoy viaja a Chile para participar de una cumbre ballenera internacional.

Hasta ayer a última hora, sólo el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, el de Santa Fe, Hermes Binner, y el de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, habían confirmado su presencia. Como contrapartida, ganó el respaldo de la oposición y los sectores antikirchneristas.

Ayer, Cobos salió al cruce de declaraciones que había hecho el gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien cuestionó la convocatoria de su sucesor y consideró que podía interpretarse como una “presión sobre el Poder Legislativo”. A través de un comunicado, Cobos fue bastante más contundente de lo que acostumbra ser. “Una cosa es presionar, otra es deslindar responsabilidades y otra es compartir la tarea conjunta en la salida de un conflicto que llevaba más de cien días; esto último es lo que estamos haciendo. De ninguna manera es presionar a nadie, al contrario, es fundamental conocer –entre otras cosas– qué piensan aquellos gobernantes que recibirán los beneficios de esta renta extraordinaria”, afirmó. En Mendoza, fue aún más duro y les dijo a los diarios locales que los gobernadores no deben “esquivar el bulto”.

En Casa Rosada, cuentan que Cobos convocó por televisión a la reunión prevista para este mediodía. Según la versión oficial, los gobernadores peronistas de las 10 provincias cerealeras llamaron entonces por teléfono para quejarse de que se habían enterado de la reunión a través de los medios. No solo eso. Los pingüinos sostienen que Cobos tiene un peso institucional que no se condice con su peso político. El ex gobernador perdió Mendoza con el peronista Celso Jaque y resignó incluso la conducción del radicalismo provincial a manos de su rival, Roberto Iglesias. Sin embargo, a tono con la nueva imagen del mendocino, ahora cerca del vicepresidente se muestran desafiantes: “Cleto va a salir inmune de este trance”, aseguró un dirigente que viajó anoche desde Mendoza hacia Buenos Aires en el mismo avión que Cobos.

Los que alientan la propuesta del vicepresidente son los dirigentes de la oposición (peronista y no peronista) en el Congreso, que ya anticiparon que asistirán hoy al foro convocado por el ex gobernador de Mendoza. El jefe de la bancada radical y coterráneo del vicepresidente, Ernesto Sanz, le confirmó a este diario que estará presente pese a no haber sido invitado personalmente.

El conflicto con el campo derivó en el mayor distanciamiento entre el vicepresidente y la pareja gobernante. La humillación que sufrió Daniel Scioli por parte de los Kirchner cuando pretendió desplegar su propio juego y el fantasma de Carlos “Chacho” Álvarez (que renunció como vice de Fernando de la Rúa) reaparecieron en el imaginario del oficialismo. Desde el inicio mismo del lock out agropecuario, Cobos adoptó una posición dialoguista. Evitó pronunciarse de manera tajante, en contradicción con lo que le indicaría un manual de ortodoxia kirchnerista. La semana pasada difundió una carta abierta en la que llamaba al entendimiento entre las partes y planteó la necesidad de que el Congreso interviniera en la discusión sobre las retenciones móviles. Hasta ahí, contaba con la venia del matrimonio K. Pero poco después, cerca de los Kirchner salieron a minimizar el papel del mendocino. El ala dura del kirchnerismo comenzó a cuestionarlo ya en el acto de Plaza de Mayo, al que no asistieron ni él ni los gobernadores radicales.

Pero lo que sacó de quicio al matrimonio fue la convocatoria a los mandatarios provinciales. “Lo perdió su afán de protagonismo. Además, fue una falta de respeto. Se enteraron todos por televisión”, repiten en Casa Rosada. El distanciamiento con el kirchnerismo lo encuentra bien posicionado ante la opinión pública, las entidades agrarias y la dirigencia opositora. Pero lo sorprende con un nivel de predicamento muy bajo entre los gobernadores radicales, que ya anunciaron que no asistirán a la cumbre de este mediodía en el Senado. Aunque públicamente se cuidan de cuestionarlo, Colombi, Saiz y Zamora lo siguen considerando, en el mejor de los casos, un par y no el líder de una corriente nacional. Los radicales K habían comprometido en un principio su presencia, pero después de consultas entre ellos y con la Casa Rosada, decidieron dejarlo solo. Aún le facturan que logró ser el compañero de fórmula de Cristina porque jamás esbozó una crítica al estilo de conducción del ex presidente y llegó incluso a resignar su identidad radical, algo que los otros tres –aseguran– jamás hicieron.

Cerca del matrimonio presidencial, juran que la actitud de Cobos no implica que existan disidencias al interior del Ejecutivo y sostienen que saldrá debilitado después del cónclave con Schiaretti, Binner y Rodríguez Saá. “Va a hacer el rídiculo”, dijo un hombre de los Kirchner en el Congreso. El oficialismo advierte que el peor escenario para el vicepresidente sería que la convocatoria de este mediodía derive en un escenario propicio para que se expresen los sectores antikirchneristas, encabezados por Hilda “Chiche” Duhalde. En ese caso, ya sentencian, Cleto no tendría retorno.

La tentación de ser una celebridad

En su semana de protagonismo, Julio Cobos le concedió una entrevista a la revista Caras. Elogió a Cristina Kirchner, aunque reconoció que discrepa de algunos puntos de vista. “A veces mis hijos me dicen: ‘Papá, te extrañamos, terminá con esto y volvé a ser una persona normal’”, se sinceró.

Fuente: criticadigital.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: