Chau AFJPs

Nuestro tan querido Gobierno vocifera a los 4 vientos que la pulverización de las AFJPs es para salvaguardar el futuro de los argentinos. Claro, no aclaran qué futuro ni de qué argentinos están hablando… No es novedad, pero la Kaja se hace de un monto descomunal de dinero todo junto (ahora) y de un flujo mensual de divisas más que tentador ¿Los jubilados? “No existen, son una entelequia” Les comparto un texto con matices contables, para apreciar la voracidad de fondos de nuestros queridos KK:

En el 2009 se repetirá la relación que se ha venido dando en los últimos años: la Nación, directa o indirectamente, se queda con 76% del total que recauda y “redistribuye” el 24% entre todas las provincias. Pero eso no es todo: de aprobarse el proyecto que captura los recursos de las AFJP y los futuros aportes de sus afiliados y los pone bajo la órbita del gobierno nacional, la distorsión se acentuará sin que, aparentemente, haya fuerza ni vocación para evitarlo.

Tal como funciona hoy, el sistema sirve para hacer más poderosa a la Nación y más débiles a todas las provincias, sin excepción. Esto se ha agravado en las últimas dos décadas: La concentración de recursos permite el financiamiento de la hegemonía y la subordinación de los gobiernos locales.

Cuando se crearon las AFJP, la caja de la ANSES quedó desbalanceada porque había muchos beneficiarios y pocos aportantes. Entonces, se les quitó recursos a las provincias para sustentarla. Esta asistencia al sistema jubilatorio nacional con impuestos coparticipables fue instrumentada mediante el Pacto Fiscal Federal de 1992 (ley 24.130).

La situación financiera actual es completamente diferente: ANSES tiene un superávit de más de 20.000 millones de pesos en gran parte por los recursos que se les recortaron a las provincias. Concretamente, la ANSES recibe: Parte, Gran Parte o el 100% de diversos gravámenes (Ganancias, IVA, combustibles, adicional cigarrillos, Monotributo). Según el Presupuesto de 2009, esto representará 27.000 millones de pesos. Pero, además, a la cuenta del organismo habría que sumarle la retención directa que hace del 15% de la coparticipación tributaria. Cuarenta mil millones de pesos será, en el 2009, el resultado total estimado de este “manoteo” (vocablo popularizado por el Señor Budú).

Por otro lado, desde que las administraciones provinciales resignaran porcentajes en el impuesto al cheque y el gobierno nacional se adueñara del total de los recursos por retenciones sobre las exportaciones de determinados productos, la ilusión de un reparto federal equitativo se esfumó, deteriorando la capacidad financiera propia de las provincias, las que, para cubrir sus crecientes necesidades solo atinan a crear nuevos tributos locales o elevar los existentes.

La estatización de los fondos privados mantenidos en cuentas individuales de capitalización y la consiguiente obligación de que los futuros aportes contribuyan a un único sistema jubilatorio administrado por el gobierno nacional, “agrava la distorsionada redistribución interestatal de la riqueza privada recaudada por via de impuestos, derechos y contribuciones” y tarde o temprano será fuente de inevitable tensión política entre la nación y las provincias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: