Archive for 6 noviembre 2009

Atando cabos, paso a paso

noviembre 6, 2009
Con la Ley de Medio K (o Ley Mordaza, como  no les gusta que la llamen) la Dictadura K tiene sometida a la prensa institucional, la prensa formal (diarios, revistas, radios, etc.) Muy bien, para restringir un poquito más lo ya restringido, sacan del espectro a los Canillitas.

No quiera ser que algunas publicaciones desestabilizadoras se distribuyan al margen del aparato de control estatal.

Bien, vamos cerrando las posibles fisuras. Pero aún les falta una, y una muy importante: Internet. Controlar el flujo de información en Internet no es tarea simple para nadie y menos aún para los infradotados K, así que golpean por donde no tenemos defensas: aumentan el precio de todos los equipos tecnológicos, necesarios para que Internet funcione, para que sea masiva y para que permita la diversidad de opiniones. Al aumentar el costo de los equipos y las tecnologías no favorecen la producción nacional de los mismos, sino que dificultan el acceso a esos productos a los argentinos. Por un lado, la adquisición de nuevos equipos va a ser más cara, y por otro, los servicios que usan esos equipos (Internet, televisión por cable, telefonía celular, etc.) va a encarecerse, porque las empresas que brindan esos servicios transfieren automáticamente el aumento de sus equipos a los abonados. Desde luego, es factible que haya empresas que no compren equipos nuevos, con lo que no aumentarán el costo de sus servicios, pero progresivamente irán quedando obsoletas: o porque la tecnología avanza y ellos no se mantienen al día o porque los equipos se rompen y no son reemplazados.

                                     

Argentina, un país en serio… Estamos mal por donde se nos mire, y estos tarambanas que nos gobiernan están debatiendo el matrimonio homosexual.

Incluso, y teniendo en cuenta las importaciones, es notable la existencia masiva en el comercio (de cualquier rubro, de cualquier rama) de artículos importados (mayoritariamente de los países asiáticos, pero no en exclusividad) que se pueden fabricar aquí; de hecho, artículos importados que compiten con los que ya se fabrican aquí (champú, caramelos, chocolates, papel higiénico, juguetes, artículos plásticos, etc.) ¿Qué hace el Estado para favorecer las industrias locales de esos productos (y muchos otros!!) que ya existen y que están produciendo? Nada, desde luego! ¿Tenemos fábricas (fábricas, no unidades de ensamblado) de microprocesadores o de elementos de nano electrónica? No, no tenemos ni vamos a tener nunca, porque las políticas públicas reales y tangibles (no las que declama a los 4 vientaos la presidenta) requieren de compromiso sostenido con el País, no sólo con el propio bolsillo.

En fin, una sociedad con menos educación y con menos acceso a la información. El caldo de cultivo ideal para cualquiera que guste sacar provecho de ella venga, pase y se sirva…